Buenas Practicas de Manufactura

“Consultorías y Capacitaciones Especializadas para Empresas Especializadas”

(BPM´s)

Las Buenas Prácticas de Manufactura en la Industria Alimenticia son una serie de prácticas y procedimientos básicos de uso obligatorio para las empresas en donde se reciban, fraccionen, procesen o envasen alimentos con el fin de obtener una alimento inocuo. Su objetivo principal es disminuir los riesgos inherentes en toda la cadena de producción.

Son aplicables en diferentes giros y sectores como: elaboración de medicamentos, cosméticos, productos médicos, alimentos y farmacéuticos, entre otros.

Constituyen un conjunto de principios básicos con el objetivo de garantizar que los productos se fabriquen en condiciones sanitarias adecuadas y se disminuyan los riesgos inherentes a la producción y distribución. Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) se aplican en todos los procesos de elaboración y manipulación de alimentos y son una herramienta fundamental para la obtención de productos inocuos.

El objetivo principal de las BPM´s es disminuir los riesgos inherentes a toda producción fabriquen de forma uniforme y controlada, de acuerdo con las normas de calidad adecuadas al uso que se pretende dar a los productos y conforme a las condiciones exigidas para su comercialización. Las reglamentaciones que rigen las NCF tienen por objeto principal

Con la implementación de las BPM´s se generan barreras para impedir la contaminación de los alimentos, algunas de las exigencias y beneficios  de las BPM´s son:

  • Los equipos deben estar calificados y los procesos validados.
  • Que se cuenten con los recursos necesarios para la correcta elaboración de los productos.
  • Personal capacitado y apropiadamente cualificado para realizar los controles del proceso.
  • Instalaciones y espacios adecuados.
  • Servicios y equipamientos apropiados.
  • Rótulos, envases y materiales apropiados.
  • Instrucciones y procedimientos aprobados.
  • Transporte y depósito apropiados.
  • Manejo integral de plagas.
  • Programa POES de limpieza y desinfección de equipos y superficies.
  • Cuidado de la higiene y salud personal,
  • El registro y la verificación de todos los aspectos son de vital importancia para identificar posibles riesgos y adoptar medidas correctivas.
  • Entre otros…

Las Buenas Prácticas de Manufactura son una herramienta básica para la obtención de productos seguros para el consumo humano, que se centralizan en la higiene y la forma de manipulación.

  • Son útiles para el diseño y funcionamiento de los establecimientos, y para el desarrollo de procesos y productos relacionados con la alimentación.
  • Contribuyen al aseguramiento de una producción de alimentos seguros, saludables e inocuos para el consumo humano.
  • Son indispensable para la aplicación del SistemaHACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), de un programa de Gestión de Calidad Total (TQM) o de un Sistema de Calidad como ISO 9001.
  • Se asocian con el Control a través de inspecciones del establecimiento.

Estos son algunos de los aspectos que incluyen la mayoría de los estándares que hacen referencia a Buenas Prácticas de Manufactura (BPM´s).

  • Limpieza y Sanitización.
  • Control de Plagas.
  • Higiene Personal
  • Instalaciones Físicas y Equipos.
  • Análisis Microbiológicos.
  • Producto No Conforme.
  • Defensa de los Alimentos.
  • Control de Vidrio
  • Control de Alérgenos.
  • Vida de Anaquel.
  • Trazabilidad y Retiro de Producto.